Introduce el término de búsqueda

post

EL HIELO ES PARA LOS MUERTOS

EL HIELO ES PARA LOS MUERTOS

El título inicial es un poco llamativo y hace referencia al uso del hielo en la recuperación de lesiones según la medicina tradicional china. Algo que sigue siendo en los círculos occidentales aún causa de controversias (¿uso frío o calor para recuperar una lesión?) Hace unos cientos de años que es tema cerrado para los seguidores del “Qi”.

La fitoterapia china es rica en el uso de plantas y minerales. Los categoriza según, entre otras cosas, si son frías o calientes.

Así, si nos enfrentamos a una lesión aguda, la más reconocible es un esguince lateral externo de tobillo, en un primer momento enfriaremos. No queremos que llegue más sangre y otros líquidos a la zona.

Aquí de entrada ponemos hielo, los orientales San Huang San, la fórmula de los tres amarillos.

Pierna con cataplasma

Es un cataplasma que contiene plantas frías, pero alguna cosa más. ¿Por qué? La sutilidad oriental utiliza la planta fría para frenar la llegada de líquidos, como el hielo. Pero mira más allá y añade plantas que rompen el estancamiento (de ahí la razón por la que se infla la zona). Decimos que con la lesión se ha generado una presa y hay que romperla, pensando en una recuperación más rápida y sin efectos secundarios. Si sólo ponemos hielo “congelamos” la zona y mover aquello más adelante será más complejo. Si encima lo inmovilizamos fuertemente el bloqueo que luego tendremos provocará dolores que nada tendrán que ver con la lesión inicial.

Nuestro objetivo es recuperar el tejido y no generar efectos secundarios.

Mejor que el hielo, y sin disponer de la fitoterapia china, podemos utilizar arcilla blanca que enfría la zona y absorben líquidos, entre otras propiedades. Eso lo haremos las primeras 48 horas. Generalmente con ese tiempo el cuerpo se ha estabilizado y deja de llevar líquidos a la zona dañada.

¿Qué podemos hacer a partir de ese momento?

Empieza el período más dudoso. Al tacto vamos a ver cómo reacciona la temperatura en la zona de dolor. Mi objetivo sigue siendo el mismo, movilizar cuanto antes mejor, para ayudar a limpiar la zona y regenerar el ligamento en este caso. Si notamos aún calor es pronto para usar moxa (el calor de los chinos), pero podemos seguir con una arcilla roja. A partir del 7º día ya podemos usar un puro de moxa para calentar de manera superficial. Si no se conoce esta técnica se puede usar lámparas para generar calor. El paciente puede seguir su mejora en casa con el uso de una esterilla eléctrica, bolsa de agua caliente o cualquier otro sistema que lleve calor a la zona.

Sin comentarios

Añade tu valoración

Tu dirección de email no se mostrará.






Su nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)
CastellónValenciaOtro

¿Cómo nos has conocido? (requerido)
AmigosRedes socialesInternetOtro

Su telefono (requerido)

Su email (requerido)

NOSOTROS TE LLAMAMOS