La alimentación es la herramienta con la que podemos incidir diariamente en el cuidado de nuestro organismo y tener mayor equilibrio energético.

La alimentación energética es una herramienta imprescindible para terapeutas y para personas que quieran aprender a cuidarse de una forma más integral.

¿En qué se basa?

1.- La Naturaleza tiene una sabiduría integrada
Los alimentos que de ella obtenemos llevan todo lo que nuestro organismo necesita para que sea asimilado de la mejor forma posible. Por ejemplo, un cereal integral ya tiene minerales, oligoelementos, vitaminas, fibra, ácidos grasos y todo lo necesario para que cuando llegue a nuestro aparato digestivo se pueda asimilar perfectamente. En cambio, comemos cereales refinados y después tenemos que tomar suplementos enriquecidos con magnesio, fibra etc. que antes lo hemos extraído de este cereal y además son de síntesis química, cosa que dificulta su asimilación.

curso escuela mans masaje medicina china

2.- Cada alimento nos aporta un tipo de energía
Y además la podemos “potenciar” según cómo lo combinamos  y la forma en que los cocinamos.

Hay alimentos que energéticamente nos contraen y nos tensan, otros que nos relajan y otros que nos equilibran. Alimentos que nos enfrían y otros que calientan.

La finalidad es conocerlo y ajustar estas propiedades a las necesidades personales y de la estación. Como ejemplo, un plato que parece muy saludable porque está hecho con verduras, el gazpacho. Si lo tomamos en verano, nos ayuda a refrescar el cuerpo y a hidratar. Pero si observamos, ¿nuestro cuerpo pide gazpacho en invierno? ¿Una persona friolera querrá gazpacho con la misma frecuencia que una persona calurosa aunque sea verano? Evidentemente no, en invierno hace frio, necesitamos alimentos que calienten y revitalicen. Tomar alimentos que enfríen nos debilitará. Una persona friolera, aunque sea verano preferirá comida a temperatura ambiente o que no refresque en exceso. Si no lo hacemos así, llegaremos a la primavera con falta de energía y vitalidad y tendremos mayor tendencia a enfermar.

3.- Hacia una comprensión general
Conocemos la función energética de las proteínas, hidratos, grasas etc y cómo se relacionan con cada elemento de la Medicina China para un entendimiento global.

En resumen, aprender a nutrir según las necesidades de cada organismo, según la estación, acorde a las propiedades energéticas de cada alimento y  como cocinarlo según cada estación, nos permite nutrir con un efecto mucho más afinado a cada persona y momento y aporta calidad de vida y energía.

Si quieres más información sobre los CURSOS DE ALIMENTACIÓN ENERGETICA  de la Escuela Mans, envía un mail a info@escuelamans o llama al 964 24 18 25 o 692 693 693 (servicio WhatsApp).

Elisenda Codina
Profesora de Acupuntura y Medicina Tradicional China







Su nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)
CastellónValenciaOtro

¿Cómo nos has conocido? (requerido)
AmigosRedes socialesInternetOtro

Su telefono (requerido)

Su email (requerido)

NOSOTROS TE LLAMAMOS